Villa Quijano, el Capricho

El Capricho de Gaudí, arquitectura inspirada en la naturaleza

El Capricho, una maravilla arquitectónica sacada de un cuento mágico pincelado por Gaudí y convertida en una de las visitas imprescindibles en cualquier ruta por Cantabria. El colorista palacete del siglo XIX es considerado como una de las primeras obras de relevancia del arquitecto Antonio Gaudí y uno de los tres únicos edificios construidos lejos de Cataluña. Con toda la originalidad extravagante de este genio del modernismo, influenciado por varios estilos, el mudéjar, los orientales y los medievales, el artista sabe crear un edificio extremadamente bello y sorprendentemente funcional, considerado una obra de arte.

La Villa Quijano, popularmente conocida como El Capricho, es concebida como una vivienda vacacional para un refinado burgués soltero, disponiendo de un único dormitorio permanente y de varias estancias destinadas actividades sociales y entretenimiento personal, siendo proyectada por Gaudí por encargo del indiano D. Máximo Díaz de Quijano, cuñado del Marques de Comillas a finales del siglo XIX. “El Capricho”, primera obra de relevancia de Gaudí, muestra ya la firma y la imaginación que luego van a caracterizar con más fuerza al arquitecto catalán.

Lees este artículo gracias al apoyo de :

No dejes de visitarlos, tienen algo interesante que ofrecer.

 

PORQUÉ EXISTE EL CAPRICHO

“He cansado mucho a los que trabajan conmigo, procurando siempre mejorar las cosas, pero nunca las he dado como buenas hasta que me he convencido de que no podía perfeccionarlas más.”
Antonio Gaudí

En 1883, tan sólo cinco años después de licenciarse, Gaudí tuvo tres importantes encargos que lo colocaron entre los profesionales catalanes de mayor éxito del momento. Ese año empezó las construcciones de dos residencias nobles, la Casa Vicens en Barcelona y El Capricho en Comillas, y también fue nombrado arquitecto principal del templo de la Sagrada Familia.

El Capricho, una de sus obras manifiesto, imprescindible para entender la evolución de su estilo. Tiene la peculiaridad de que nunca fue visitada por Gaudí, nunca estuvo en el solar ni en la ejecución de la obra (o al menos no ha podido demostrarse que así fuera). Esto es debido a que realizó dos viviendas simultáneamente y mientras Gaudí permanecía en Barcelona dirigiendo la obra de la Casa Vicens encargó a su compañero y amigo de la facultad Cristóbal Cascante ejecutar la obra de El Capricho. Pero esto no quiere decir que Gaudí descuidara la obra ni el proyecto. Una de las características principales de Gaudí es tener un control absoluto de la obra, del proyecto y de todos los detalles constructivos. La contemporaneidad de la Casa Vicens y "El Capricho" explica que ambas utilicen un lenguaje muy próximo, por lo que se pueden encontrar varios aspectos muy parecidos, como su clara simplicidad constructiva, el predominio de la línea recta por encima de la curva y una abundante decoración exterior.

Partiendo de planos topográficos del terreno, el arquitecto hubo de limitarse a la forma estrecha, alargada y en pendiente del solar. Forzado por dichas características, Gaudí proyectó la casa de forma alargada, estableciendo tres niveles, destinados a un subsuelo para el servicio, una planta noble para la vivienda y un desván. Las tres zonas estaban conectadas mediante un par de escaleras de caracol. El portico de acceso presenta cuatro columnas y arcos adintelados, con capiteles decorados con pájaros y hojas de palmito, como en la Casa Vicens. Sobre el sobresale una torre cilíndrica en forma de alminar persa, revestida completamente de cerámica. La decoración de la vivienda se llevó a cabo con toda clase de lujos ornamentales y los mejores materiales, como vidrios, cerámicas y maderas talladas y se combinan la sillería, el ladrillo, el hierro y la cerámica con las formas lúdicas y orgánicas que caracterizan al arquitecto catalán. Cabe destacar el vivo colorido que Gaudí aplicó al Capricho, combinando la cerámica verde con la piedra y el ladrillo en tonos rojos y amarillos.

Máximo Díaz de Quijano no pudo disfrutar su chalet, pues murió al poco de terminarse el edificio. Como no tenía pareja, fue heredado por su hermana Benita y más tarde, por el hijo de esta, Santiago López y Díaz de Quijano. Este realizó algunas reformas como la sustitución del invernadero y de las tejas del chalet.

Tras la guerra civil El Capricho quedó abandonado y aunque en 1969 fue declarado Bien de Interés Cultural, no fue recuperado hasta 1977, año dejó de ser propiedad de la familia del Marqués de Comillas. Desde entonces ha tenido diferentes propietarios y distintos usos, incluyendo el de restaurante de lujo regentado por una empresa japonesa. Existió en 1975, un intento por parte del Ayuntamiento de Reus (ciudad natal de Gaudí), de comprarlo para trasladarlo piedra a piedra al nuevo parque de Sant Jordi.

EL ARQUITECTO

Retrato de Gaudí

Antoni Gaudí i Cornet ( 1852-1926 )

Arquitecto español, hombre de gran fe, gran observador de la naturaleza, máximo representante del modernismo y uno de los principales pioneros de las vanguardias artísticas del siglo xx. Este arquitecto revolucionó la arquitectura inspirándose en varios estilos de construcción y decoración como el gótico o el art nouveau, pero transformándolos mediante su imaginación en estructuras asombrosamente originales.

Hijo de un humilde calderero, nació el 25 de junio de 1852 en la ciudad de Reus, provincia de Tarragona. Obtuvo el titulo de arquitecto en 1878 a los 26 años. Tan solo 5 años después, con 31 años se hizo cargo de la dirección del Templo de la Sagrada Familia, tras la dimisión del arquitecto inicial, Francisco de Paula Villar. Gaudí cambió radicalmente el primer proyecto sustituyéndolo por uno propio, mucho más atrevido y original que el anterior. Su trabajo es toda su vida, nunca se casó. Luchó siempre por sus ideales, murió como un pobre, atropellado por un tranvía y confundido con un mendigo, fue enterrado como un rey y ha pasado a la historia como uno de los grandes maestros de la arquitectura contemporánea.

Su obra maestra es el Templo de la Sagrada Familia, que curiosamente, ni inició ni concluyó, y en cuya cripta se encuentra enterrado. Entre sus obras más importantes figuran El Capricho, la Casa Vicens, El Palacio Güell y el Parque Güell.

Gaudí se ha convertido posiblemente el arquitecto español más grande de todos los tiempos.

 

DETALLES PARA DISFRUTAR DE LA VISITA AL CAPRICHO

 
Detalle del Capricho de Gaudí
Con tu entrada recibirás un mapa que te indicará la mejor opción de recorrido en función del tiempo o los intereses que tengas. Tienes acceso a todos los espacios exteriores e interiores. Está permitido hacer fotografías. El gran invernadero es utilizado como una sala de audiovisuales donde un video te permitirá adentrarte en la historia y la arquitectura del edificio; es un buen lugar donde comenzar la visita. En la planta principal del edificio encontrarás la exposición "Gaudí: el origen". Conocerás a través de una extensa exposición de fotografías, dibujos e ilustraciones, la vida y la obra del arquitecto ¿cómo era Gaudí como estudiante? ¿Qué le llevo hasta Comillas? o ¿Qué relaciones hay entre la naturaleza y El Capricho de Gaudí?.
Detalle del Capricho de Gaudí

La música está presente en el diseño de multitud detalles de la vivienda comenzando por el nombre, un capricho (“Capriccio”) es una pieza musical habitualmente de forma libre y de carácter vivo y animado, un carácter que el arquitecto reflejó en el colorido y la viveza de la imagen exterior. El edificio engloba naturaleza, luz, espacio y funcionalidad, pilares fundamentales de la arquitectura de Gaudí.
Detalle del Capricho de Gaudí
Gaudí era un arquitecto inusual, muy sensible a los gustos de los que solicitaban sus servicios, y por ello el Capricho de Gaudí no esconde cuales eran las pasiones de su propietario. Para complacer la sensibilidad musical de Máximo Díaz de Quijano, la casa tiene muchos guiños a la música, desde el forjado de los balcones en clave de sol, a varias vidrieras donde podemos ver un pájaro tocando el piano y una abeja la guitarra, pasando por las cenefas que recorren el exterior de la casa que forman cinco filas imitando un pentagrama. Otros ejemplos son más sutiles, como las ventanas corredizas que al arrastrarse de arriba a abajo mueven un mecanismo tubular que repica como unas campanas.
Detalle del Capricho de Gaudí
Los balcones presentan un original diseño, ya que la barandilla de hierro forjado se convierte en su parte central en un asiento que mira hacia el interior, mientras que en su parte superior presentan un diseño a modo de pérgolas, y a diferencia de las explicaciones de muchas guías que cuentan que la vista del pueblo era tan fea que Gaudí los diseñó hacia dentro, la realidad es que los asientos permitían escuchar los conciertos de la sala de música disfrutando del fresco, asistiendo atentos a las tertulias y encuentros musicales. Gaudí venía de una familia de herreros y que por eso sabía tanto de hierro forjado y le encantaba incluir ese tipo de elementos en las casas que diseñaba.
Detalle del Capricho de Gaudí
Se preocupó en extremo por el aprovechamiento de la luz natural con una concepción de la casa en la que cada estancia está situada en el lugar adecuado para que el sol la ilumine en el momento óptimo del día según la actividad que se realice en ella a lo largo del día, desde el amanecer que ilumina la habitación principal, siguiendo por el comedor, la sala de estar que por la tarde proporcionaba luz a la estancia para disfrutar de los invitados y los conciertos de música, para acabar en el ocaso con el dormitorio de invitados. El girasol, por su capacidad para orientarse hacia el astro rey, se convirtió en un icono en El Capricho.
Detalle del Capricho de Gaudí

El conocimiento del clima lluvioso de la zona le hizo prestar atención a los faldones de la cubierta de una generosa inclinación. Y proyectó la planta en forma de U para abrigar del viento del norte un gran invernadero orientado al sur donde el propietario atesoraba las exóticas plantas que le traían de ultramar. Tanto la cubierta como el invernadero no son originales, sino fruto de la última rehabilitación, complicada por que no se conservan los planos originales del edificio, quemados en 1936.
Detalle del Capricho de Gaudí
Hay algunos detalles más que no nos podemos perder en su interior: las chimeneas, las vidrieras, que se han conservado muy pocas, los techos, todos ellos artesonados, con diseños diferentes, en la más evidente tradición mudéjar, y destacando el del dormitorio principal. En los desvanes encontrarás entre el escaso mobiliario, alguna joya en forma de silla que diseño el excepcional artista y lo que es mejor, podrás probarlas y descubrir como Gaudí pensaba en cada detalle. La torre minarete, aunque no esta accesible para subir, alberga en su interior una escalera de caracol permite librar sus 20 metros de altura hasta un mirador desde el que se ve el mar Cantábrico.
Detalle del Capricho de Gaudí Detalle del Capricho de Gaudí

Por último, el extenso jardín de "El Capricho" que ha conseguido mantener su personalidad pese a las sucesivas reformas, conservando los trazados y caminos que Gaudí proyectó. En uno de los bancos, una escultura de su persona mira feliz su obra, descansando y saboreando en paz de "El Capricho". Enfrente de la casa, el jardín con parterre en forma de herradura, servía para que los carruajes pudiesen llegar, descargar a los viajeros y sus equipajes y dar la vuelta fácilmente. Presenta esta zona una gruta artificial conformada con piedras colocadas a hueso (no ligadas con mortero), en la que el dueño de la casa entraba con sus amigos para estar al fresco en los días calurosos, detalle recreado en alguna de sus siguientes obras. Gaudí ha creado también en El Capricho un patio/jardín trasero, con suelos de piedra y bordeado de muros acabados en ladrillo visto y cerámica, como el resto de la casa. Ahí podéis ver también un banco corrido con el respaldo cubierto de azulejos blancos que hace las veces de muro de contención (práctica que repetiría más tarde en sus obras), y los contrafuertes son rematados por macetas.
 

HORARIOS DE VISITA Y PRECIOS

 

LOS HORARIOS

De Lunes a Domingo todo el año, siendo el último acceso permitido 30 minutos antes del cierre.

Noviembre, diciembre, enero y febrero
Apertura: 10:30 Cierre: 17:30

Marzo, abril, mayo, junio y octubre
Apertura: 10:30 Cierre: 20:00

Julio, agosto y septiembre
Apertura: 10:30 Cierre: 21:00

El recito puede estar cerrado al público al ser reservado para algún evento, o en alguna festividad de relevancia, consulta antes de desplazarte para evitar malentendidos

LAS TARIFAS

Tarifa general (mayores 14 años) : 5,00 euros

Tarifa infantil (entre 7 y 14 años) : 2,50 euros

Tarifa menores (menos de 7 años) : Gratis

Tarifa discapacitados (con acreditación) : 2,50 euros

CONDICIONES DE LAS VISITAS

Se puede visitar sin necesidad de cita previa, en cualquier momento del día dentro del horario establecido. La visita es autoguiada y se puede acceder a todo el recinto monumental incluyendo los jardines y todo el interior del edificio.

Puntualmente y sin ningún coste añadido, se realizan visitas guiadas en horario de mañana y de tarde, estando siempre sujetas a disponibilidad.

Y ADEMÁS

Ofertan actividades enfocadas a familias con niños: taller en familia; la Gauditeca, un espacio creativo donde los niños lo pasan genial y unas visitas guiadas llenas de secretos. El Palacio de Gaudí en Comillas te espera para demostrarte que la cultura es la mar de divertida, con un espacio infantil apto para los más pequeños y un amplio horario para que no tengas ninguna excusa. Además si vais en familia tienen un mapa especial para los más pequeños, tan solo hay que pedirlo.

Existen condiciones especiales para grupos de más de 15 personas siempre mediante reserva previa. Y un enriquecedor programa escolar destinado a grupos de estudiantes.

El Capricho puede ser también reservado para la organización de congresos y eventos, tanto empresariales como privados.

ACCESIBILIDAD

Los responsables de El Capricho realizan un gran esfuerzo para ofrecer las mejores condiciones de acceso y disfrute a las personas que tienen algún tipo de discapacidad dentro de las limitaciones que implica la conservación del edificio.

Existen rampas de acceso para llegar a la planta principal, que es accesible en su totalidad con silla de ruedas. No hay opciones de acceso al resto de plantas del edificio para personas con una movilidad reducida o en silla de ruedas.

Todo exterior del Capricho de Gaudí es accesible en silla de ruedas, aunque muy incómodo por las condiciones del terreno, realizado en piedra.

Las personas en silla de ruedas o invidentes cuentan con acceso gratuito para ellos y su acompañante.

 

DATOS DE CONTACTO

Barrio de Sobrellano s/n
39520 Comillas, Cantabria
Tel. +34 942 720 365
Fax: +34 942 720 842

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

WEB

elcaprichodegaudi.com

GPS

43.383649 -4.292681
N 43° 23' 1.136'' O 4° 17' 33.651''

 

Se han hecho muchas casas de veraneo,
pero ninguna como "El Capricho"

Lees este artículo gracias al apoyo de :

No dejes de visitarlos, tienen algo interesante que ofrecer.